sábado, 10 de marzo de 2012

Lo que necesitamos son abrazos

Una mala palabra,
en un mal momento,
hace desencadenar,
una tormenta de lluvia
y fuerte viento,
cuando el dolor
mana de dentro;
y empeñarnos en luchar,
cuando lo que necesitamos,
son abrazos,
que junten los pedazos,
que aprieten más los lazos,
que forman nuestro bando.
Tú y yo contra un mundo
que se empeña
en contradecirnos,
Bonnie and Clyde,
los últimos bandidos,
solo si te rindes estás perdido.
A ti y mí,
no van a vencernos
lo que digan los vecinos,
si nos sobran razones,
solo con vernos.
Anda, no te olvides
que ahí siempre está mi mano,
y está de verdad,
no como las perdices
de los cuentos de princesas y príncipes,
cuentos en los que ya
nadie puede creer.
(Si no que se lo digan al Rey)
Pero mi mano es de verdad,
está aquí,
y la puedes tocar.
No conoce más castillo,
que esta casa,
ni más princesa
que la que corona
tus piernas.
Solo necesito más Domingos
en los que caigamos en el olvido




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada